Técnicas para la Retórica

La Joven Cuba reprodujo hace poco uno de mis textos. Por supuesto que aparecieron comentarios para defender “a ultranza de los pasos que se dan en la Revolución”.

Es muy común que estos contenidos se hagan sin poner el nombre verdadero, que estén llenos de sandeces, de cosas completamente improbables, sin lógica, y sin ningún apego con la realidad.

Para intentar hacerse creíbles, algunas de sus técnicas es mostrarse como víctimas de la situación, pero aún así se declaran defensores del proyecto. Claro que nunca responden cuando se les pregunta dónde quedó la ley marxista de que la práctica es el criterio de la verdad, y que entonces la verdad es que el propio proyecto es malo, no importa la “buena calidad” del discurso.

Responder estos comentarios es cuando menos “estéril”. Cuando se hace, ellos ganan al lograr un objetivo que tienen muy bien diseñado: desviar la atención de lo realmente importante.

Tengo características (problemas) de personalidad por los que es fácil provocarme, por lo que intento responder muy poco a estas cosas, tratando de centrarme en un contenido que ponga en crisis su escasa lógica y apoyar más mi tesis. Sospecho que hasta en esto estoy equivocado: funciona casi siempre como más “combustible” al destino de que se hable de magnesia cuando lo que importa es la leche. Creo que lo único correcto va a ser que los comience a ignorar.

No estoy diciendo que no hayan personas que defiendan cosas aunque sean indefendibles lógicamente. Pero, cuando hay convicción, por muy equivocados que podamos estar, la honestidad se nota. Pero también se nota, cuando detrás de un disfraz, se pretende defender algo en lo que NO se cree.

Se usan muchos “nombres” para los que “se dejan” presionar para obtener “bonos” del sistema, … pero los que aceptan la función de atacar a otros pretendiendo ser defensores de la fe “que le inculcaron” se les puede definir muy bien sólo con un término: son mercenarios.

Claro que para poder montar estas “guardias operativas”, tienen que existir los que ejercen el poder sobre este “ejército” de ovejas “revolucionarias”.

He sido testigo directo, ahora están convidados a decir que miento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.